Mi mirada germina en el instante donde la vida se despista, para trazar un camino, una ruta de acceso a ese mundo paralelo donde el desequilibrio reina, penetrable y contingente. Una manera de descifrar la ciudad fragmentada, a través de sus situaciones flotantes, un tiempo retenido en sus objetos, en la huella de un acto humano, de un paso mecánico. Un hallazgo como materia primigenia que gesta y altera las nociones de ciudad.

Involucrando modos de relación y percepción del espacio público y doméstico. Los lindes donde este se configura en una red flexible entre individuos y comportamientos. Entre modos de aprehensión y apropiación del mobiliario urbano. En donde lo fotográfico puede darse como condensación de un hecho performativo o viceversa, o lo escultórico puede anteceder o promover lo fotográfico. Estrategias que permiten, dentro de las dinámicas urbanas, desdibujar y replantear continuamente su concepto, en un diálogo siempre abierto de imágenes encontradas y construidas. Un encuentro absurdo entre ready-mades y lugares comunes.

Descargar CV Adriana Mosquera